El arraigo social es un permiso de residencia especial de un año de duración al que pueden optar los extranjeros extracomunitarios que residen de manera irregular en España siempre y cuando tengan vínculos familiares en España o puedan demostrar que están integrados socialmente en nuestro país además de cumplir los siguientes requisitos:

No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión. Se acredita con el pasaporte

Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español. Se acredita con el certificado de antecedentes penales del país de origen y de otros países donde haya residido. Si no está en español, deberá traducirse por traductor jurado.

No es necesario presentar el certificado de antecedentes penales en España puesto que la Administración puede acceder a dichos datos siempre y cuando el extranjero dé autorización a ello.

No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.

No encontrarse, en su caso, dentro del plazo de compromiso de no retorno a España que el extranjero haya asumido al retornar voluntariamente a su país de origen.

Haber permanecido con carácter continuado en España durante un periodo mínimo de 3 años. Para que este requisito se cumpla, las ausencias de España durante este período no pueden superar los 120 días. Este requisito se demostrará en la mayoría de los casos con el certificado histórico de empadronamiento de los lugares donde se haya residido en España.

Tener vínculos familiares (cónyuge o pareja de hecho registrada, ascendientes o descendientes en primer grado y línea directa) con otros extranjeros residentes o con españoles, o bien, presentar un informe que acredite su integración social emitido por la Comunidad Autónoma (o el Ayuntamiento si la Comunidad Autónoma lo ha autorizado), en cuyo territorio tenga su domicilio habitual el extranjero. Para que dicho informe sea favorable el extranjero deberá poder comprender y expresarse en español además de cumplir con el resto de requisitos.

Contar con suficientes medios de vida que podrán demostrarse mediante:

Empleo por cuenta ajena. Contrato de trabajo firmado por el trabajador y empleador, para un periodo no inferior a 1 año. El empleador debe encontrase inscrito en la Seguridad Social, así como hallarse al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

Si Usted no dispone de contrato, nosotros contamos con contactos en el mundo empresarial que precisan cubrir puestos de trabajo no cualificados para los que no encuentran candidatos.

Empleo por cuenta propia. Habrá que aportar documentación que acredite tanto la viabilidad del proyecto como la solvencia del solicitante de arraigo. Para ello, contamos con un equipo multidisciplinar compuesto por gestores y arquitectos que emitirán los informes pertinentes de cara a presentar un proyecto sólido ante las autoridades de Extranjería.